La dieta mediterránea está considerada como una de las mejores del mundo, es variada, equilibrada y muy completa en cuanto a nutrientes alimenticios. En este artículo veremos los beneficios de consumir carne de cerdo en nuestra dieta.

Sin duda la carne en general forma parte de nuestra alimentación diaria y expertos en nutrición y salud recomiendan el consumo de carnes magras al menos entre 3 y 4 veces a la semana.

La carne del cerdo es considerada carne blanca y como tal, ofrece una serie de valores nutricionales independientemente de la gran variedad de sabores y formas de cocinarla.

El color blanco de su carne se debe a una proteína llamada mioglobina, que es la encargada del buen funcionamiento de la masa muscular del animal.

Cuanta más actividad tenga el animal, mayor es la actividad muscular y por lo tanto mayor cantidad de mioglobina, de ahí que haya partes del animal que tengan el color más oscurecido que otras.

La carne de cerdo tiene también una gran cantidad de Zinc y fósforo, dos minerales indispensables para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico y nuestro sistema óseo.

El gran contenido de vitamina B nos ayuda a la regulación de nuestro sistema nervioso y a disminuir la fatiga y el agotamiento diario, algo muy recomendado dado el ritmo de vida que llevamos.

Malas lenguas comentan que el cerdo es perjudicial para la salud, debido a la gran cantidad de grasa que tiene, pero esto no es del todo verdad.

El tipo de grasa que nos aporta el cerdo es monoinsaturada, con componentes muy similares a los que tiene el aceite de oliva.

Como se sabe de antemano, el aceite de oliva es uno de los alimentos más saludables en la dieta mediterránea, siempre consumido en la justa medida y sin abusar de ello.

Además, este tipo de grasa nos ayuda a regular el colesterol malo y a compensar el bueno.
Aunque parezca mentira, la carne de cerdo tiene mucho menos colesterol y calorías que otras carnes que consumimos habitualmente.

Desde Doña Vaca os animamos a consumir carne de cerdo más a menudo, ya que aparte de estar deliciosa, se puede cocinar de muchísimas formas diferentes y nos va a aportar grandes beneficios en nuestra dieta diaria.