Se aproximan fechas navideñas y cenas de empresa y empezamos a observar en las cartas de los restaurantes, que ofrecen como plato principal el chuletón de buey o hamburguesas de carne de buey, ¿esto es cierto? ¿O quizás nos están dando carne de vaca vieja en vez de carne de buey?. ¿Sabemos realmente si es carne de buey o vaca vieja?

Desde Doña vaca, lideres mayoristas de la carne, vamos a intentar esclarecer esta duda que a diarios nos formulan nuestros clientes.

Carne de Buey o vaca vieja

Efectivamente existe mucho fraude con estos dos productos, más que nada porque estudios de mercado nos informan que menos del 1% de la carne de buey vendida en  nuestro país, realmente es vaca vieja y se comercializa como tal, dado el parecido por el color y la cantidad de grasa que tiene la carne.

Siendo realistas, es casi imposible que por el precio que nos ofrecen el buey las cartas de restaurantes y carnicerías, les fuera rentable venderlo, si fuera realmente buey.

La carne de buey es costosa de producir, el fraude viene ya que el color de la carne es parecido, pero el sabor no tiene nada que ver.

La carne de buey es algo más dulce, sabrosa y exquisita. Actualmente el buey es un animal en vía de extinción, por lo cual desgraciadamente es un manjar no apto para todos los bolsillos.

Así que si veis en los restaurantes “Chuletón de buey” que sepáis que casi seguro es una estrategia de Marketing para vender más, pero os están engañando.

En Doña vaca trabajamos tanto la carne de buey, como de cebón, y distribuimos a los mejores restaurantes la mejor calidad en carnes.

El buey no es más que un toro castrado cuyo peso no supera los 700 kilos y que supera los 4 años de edad.

El buey más sabroso es el que se mueve poco (manso), ya que tendrá mayor cantidad de grasa blanca infiltrada y por lo tanto la  carne tendrá mucho más sabor.

La vaca vieja coincide mucho con las características del buey pero la grasa en mucho más amarillenta y el sabor no es tan dulce.

La verdadera carne de buey, es casi un lujo ya que quedan muy pocos en España y se matan muy pocos al año.

El precio ronda los 100€ el kilo en los restaurantes, en la carnicería el precio no bajará de los 40€ el chuletón.

Como decíamos anteriormente, el buey es un animal costoso para el ganadero, ya que hasta que llega el momento de su sacrificio a los 4 años aproximadamente, le cuesta unos 5000€ de media, lo que supone en mantenimiento unos 6€ al día

Como curiosidad decir que la única marca protegida en España se encuentra en el Valle del Esla.

La calidad de La carne como casi siempre va a ser determinada por la alimentación del animal, así como la edad del animal.

Fundamental también el secado posterior de la carne, que debe de ser con una temperatura homogénea entre cero y tres grados.

Para comer la carne de una manera óptima, solo es necesario sellar la carne, e tal manera que por dentro esté poco hecha y por fuera lo suficientemente tostada y a temperatura caliente.

Disfrutad esta maravillosa carne si podéis permitírosla, es un auténtico lujo para el paladar.

¿Carne de Buey o vaca vieja?