Cuando vamos al mercado a comprar carne picada o molida, en ocasiones nos la encontramos ya preparada en bandejas, pero, ¿sabemos lo que lleva?, ¿sabemos diferenciar entre carne picada, preparado de carne o Burger Meat ?

La carne picada es una preparación muy versátil, podemos preparar desde hamburguesas y albóndigas, hasta pasteles de carne o boloñesas y pueden ser de cerdo, vacuno, cordero o ave.

Veamos a continuación las diferencias claras entre los tres tipos de «carne picada».

Carne picada 100%

Se trata de solo carne y es la única que puede utilizar esa denominación. Posee de unos requisitos en cuanto a la calidad de la carne y la cantidad de grasa. La relación de colágeno/proteína ha de ser de un 15%, y el porcentaje máximo de grasa no debe de superar el 20%, si se quiere garantizar que cumple unos estándares de calidad.

Preparado de carne picada

A diferencia de la anterior, en esta ocasión se suele mezclar con otros ingredientes como cereales, especias, sal, etc. Además, deben de indicarnos cuál es el porcentaje real de carne (en la mayoría de los casos no supera el 70%). En esta ocasión, no se establecen normas para unos requisitos mínimos de calidad.

Burger Meat

En estos preparados deberán añadirse por lo menos un 4% de ingredientes como cereales, especias, fibra, sal, etc y le sumamos sulfitos y colorantes, que es lo que alargará la vida de la carne y mostrará colores más apetecibles para el consumidor. Deben de indicar el porcentaje de carne que lleva y tampoco se contemplan unos requisitos de calidad mínimos.

Esperamos que con este artículo hayáis conocido las diferencias entre carne picada, preparado de carne o Burger Meat.

Recuerda que en Doña Vaca, somos una empresa líder en la creación, comercialización y distribución de productos cárnicos de primera calidad, con las máximas garantías de: salud, gastronómicas y nutricionales.