A lo largo de este interesante artículo, daremos una serie de consejos sobre el consumo de carne roja y carne blanca. Un tema que está muy de actualidad en cuanto a consumo y salud se refiere.

La carne de los animales como la vaca, cordero y caballo de denominan carnes rojas, son carnes muy fibrosas con mucha proteína.

Sin embargo la carne de aves como el pollo, pavo y pato, se consideran carnes blancas.

Es cierto que las carnes blancas son más saludables ya que al tener menos grasa y colesterol favorecen la digestión.

Esto no significa que la carne roja sea mala, salvo que abusemos en su consumo, en este caso podría traer consecuencias graves cardiovasculares y aumento del colesterol.

Hay que comer bien y con mesura, nada de excesos que puedan dañar nuestro sistema digestivo.

No nos engañemos pensando que la carne blanca no engorda, si se consume acompañada de salsas y guarniciones podría engordar bastante más que la carne roja.

Hay que intentar evitar consumir carne que esté poco cocida, ya que puede no estar libre de parásitos que nos causen problemas gastrointestinales.

Tenemos que tener especial atención con la carne de cerdo, aseguraros que siempre esté bien cocida antes de consumirla.

Nosotros os aconsejamos que consumáis alimentos ricos en grasas buenas, como algunos pescados  como el salmón o las sardinas, algunas aves y cortes magros de algunas carnes rojas.

Intentad evitar consumir con frecuencia, carnes con gran cantidad de grasa, como las costillas y casquería en general.

Además en este tipo de carne, recomendamos limpiar la grasa visible antes de cocinarla, ya que si no puede fusionarse con el musculo de la carne, dificultando después la digestión.

Recordaros también que la carne más perjudicial para nuestra dieta, es la ya procesada anteriormente, como el chorizo, salchichas, bacon, si es posible evitad consumirla en exceso.

Si además tenéis problemas médicos diagnosticados, como gota o colesterol alto, queda prohibido comer vísceras como el hígado, ya que aumenta el ácido úrico y podría perjudicar vuestra salud

Esperamos que estos consejos sobre el consumo de carne roja y carne blanca os hayan resultado interesantes. Como siempre os recomendamos la carne de Doña vaca, siempre saludable y preparada para que llevéis una vida sana y feliz, disfrutando de los mejores productos del mercado.