Llega el buen tiempo y con él la operación bikini o puesta a punto. Son muchas las personas que aprovechan para comenzar a hacer deporte o para intensificarlo. Hoy queremos daros una buena noticia: la carne es buena para los deportistas.

Los deportistas requieren incluir una buena cantidad de proteínas en su dieta, por lo que la carne, al ser un alimento rico en proteínas, es un alimento ideal para los deportistas. Pero además de proteínas de alto valor biológico, la carne aporta también a los deportistas vitaminas y otros nutrientes.

¿Qué nos aporta cada tipo de carne?

Existen diferentes tipos de carne y cada una tiene unas propiedades determinadas. La clave está en una correcta combinación de todas, para tener una dieta variada y equilibrada en nutrientes, y por qué no, para no aburrirnos de comer siempre lo mismo, porque insistimos, la carne es buena para los deportistas.

Carne de pollo y pavo: las favoritas entre los deportistas

En la parte más alta de la escala de los deportistas, las dos grandes  favoritas son la carne de pollo y la carne de pavo, ya que contienen un buen porcentaje de proteínas pero con un bajo índice de grasa (siempre que se quite la piel). Por otra parte, también aportan vitamina B, que contribuye a reducir la sensación de cansancio.  Finalmente se trata de una carne que aporta muy pocas calorías y es sencilla de cocinar.

Ternera= mucho más que proteínas

La carne de ternera es un buen aliado para la dieta del deportista, ya que escogiendo piezas magras (con poca grasa) aportan una buena cantidad de proteínas y poca grasa. Además complementan la dieta con minerales muy importantes como el hierro y el zinc y vitaminas del grupo B, que favorecen la formación de glóbulos rojos, que a su vez  ayudan a tener una buena oxigenación de las células, evitando la fatiga.

La carne de conejo, la gran olvidada en las dietas para deportistas

Por su parte, la carne de conejo es una opción estupenda para los deportistas, porque además de tener menos colesterol que la carne de cerdo, ternera o pollo, es una buena fuente de vitamina B y de proteínas de alto valor biológico, aportando a la dieta minerales como el calcio y el hierro. La carne de conejo tiene como extra que contribuye a la síntesis de la hemoglobina, mejorando la resistencia ante los esfuerzos. Es quizá una de las carnes con más beneficios pero menos utilizada en las dietas de los deportistas.

Carne de cerdo, ¿hay que tacharla de la lista?

Hemos dejado para el final la carne de cerdo, la gran excluida en la alimentación de los deportistas. Está claro que determinadas partes del cerdo tiene mucha grasa, pero al igual que con la ternera, si escogemos cortes magros podemos incluirla dentro de las preparaciones culinarias de los deportistas.  Además de muchas proteínas y vitaminas del grupo B, aporta minerales básicos como el hierro de fácil absorción y el zinc.

Como veis, la carne es buena para los deportistas, siempre que se incluya dentro de una dieta equilibrada y sana.  Y si es de la mejor calidad como la de Doña Vaca, mejor que mejor.