Desde Doña Vaca, cuidamos desde hace años que la calidad de nuestras carnes sea nuestro mejor valor competitivo.  El culto al cuerpo y a la vida saludable hace que cada vez nuestros clientes nos demanden productos más especiales y que nos pregunten a diario cuáles son las carnes más sanas para comer.

A continuación vamos a describir algunas de las carnes que consumidas con mesura puede favorecer a nuestro organismo considerablemente.

Hay que dejar claro que no solamente influye el tipo de carne elegida a la hora de que sea más saludable o no, también influyen factores como la edad de la persona, el estado físico en que se encuentra, si realiza actividad física y si tiene algún tipo de dolencia o enfermedad.

Por tanto ni las carnes Blancas son las carnes más sanas para la salud, ni las rojas son las peores.

Hay que tener en cuenta que una persona adulta, deportista y de buena salud, puede comer carne blanca y roja sin problema, alternándolas en el tiempo. Se recomienda el consumo sobre todo de las carnes magras, ya que son las que mayor cantidad de proteínas aportan y carecen casi de materia grasa.

Si el objetivo es adelgazar o  empezar con dietas  para evitar problemas de sobrepeso, no recomendamos el consumo de carnes rojas, ya que son las que mayor aporte de calorías y lípidos presenta.

No obstante si tenemos problemas de nutrición y por ejemplo nos falta hierro en la sangre,  si nuestros hijos están en edad de desarrollo, si se está embarazada o tienes niños lactantes, en estos casos recomendamos  consumir carne roja sin ninguna duda.

Si se da el caso de que tenemos el colesterol (malo) alto o tenemos pequeños problemas de corazón, aquí recomendamos el consumo de carnes blancas, ya que las carnes rojas tienen un tipo de grasa que no suelen ser muy beneficiosa para estas afecciones.

Es muy importante también una buena elección de la carne si se tiene algún déficit de vitaminas, ya que hay carnes que son más ricas en potasio, zinc, Hierro…

Según nuestras carencias se recomendaría una carne u otra, de hecho, si se es hipertenso se recomienda una dieta baja en sal, con lo cual recomendamos el consumo de cerdo ya que tiene menos cantidad de sodio que incluso algunas aves como el pavo o el pollo.

Siempre que compres carne, consulta con tu carnicero de confianza, él te asesorará perfectamente, ya que vela por tu salud.

 Doña Vaca está a vuestra disposición para ayudaros a elegir las carnes más sanas para nuestra salud.