Nuevas instalaciones

Hemos crecido, y nuestras instalaciones con nosotros. Cumpliendo con todas las medidas y controles exigidos de salubridad tanto en despiece, loteado, envasado, etiquetado, residuos, distribución, etc… 

Nuestras salas de despiece están separadas para cada tipología cárnica, y se ubican en cámaras de elaboración y conservación independientes donde se garantiza que todo siga un riguroso control de calidad.

Contamos con las instalación más modernas de conservación y despiece, y con una sala de innovación gastronómica, donde nuestros chef más creativos buscan los sabores y maridajes perfectos para sorprender a vuestros paladares. Si pruebas querrás repetir.

DOÑA VACA tiene dos faros guía para el desarrollo de sus productos: la calidad y la seguridad alimentaria. Nuestras instalaciones inician el proceso en la zona de descarga, derivando después a las salas de despiece, separativas para cada tipología cárnica.

Las carnes se ubican posteriormente en cámaras independientes para cada sección, así como salas de elaboración específicas, donde ni los olores se mezclan y la higiene como los controles sanitarios lo presiden todo.

En definitiva, DOÑA VACA le ofrece un producto extraordinario, tratado con un procesado artesanal y sanitario perfectos, para servirlo fresco en las condiciones óptimas que precisa el último de los procesos del placer gastronómico: la preparación culinaria.

Seguridad alimentaria

En Doña Vaca somos férreos defensores del derecho legal de los consumidores para consumir carne sana.

Esto dicta los parámetros de toda nuestra cadena de producción, de acuerdo a una rigurosa trazabilidad, que concluya en el consumidor final con todas las garantías higiénico-sanitarias.

Pero además, ha de tenerse en cuenta que, aunque nos dedicamos a un producto industrial, que duda cabe que las carnes son un producto variable.

Por tanto, en Doña Vaca nos esmeramos en la continuidad y seguimiento de nuestros proveedores, para garantizar de la manera más continua posible una calidad homogénea, sin cambios, que garanticen a su vez el compromiso de nuestros clientes con los consumidores finales.